Llegaste a nosotros un día de verano de 2015. No fue nada fácil rescatarte porque años viviendo en la calle habían forjado en ti un carácter casi indomable. Mastina de raza pero con un corazón inmenso. Con el tiempo llegaste a querernos. Te sacamos de la calle y empezaste a formar parte de nuestro refugio. Por aquel entonces mucha gente nos criticó por no haberte rescatado antes, la misma gente que una vez que lo hicimos no vino ni un sólo día a verte. Llevas ya cuatro años con nosotros y hoy tu cuerpo ha dicho basta. Tu salud se resintió bruscamente en las últimas semanas y has decidido que es mejor dejar de luchar, que la vida ya ha sido bastante para ti. Respetamos tu decisión y con todo nuestro dolor te dejamos ir, en paz, rodeada de todos nosotros. Estarás para siempre en nuestro recuerdo. Queremos que sepas que te vas con todo nuestro cariño y que sentimos enormemente tu perdida. Hoy no es un día feliz en el refugio, hoy se va una de las nuestras.

#DESCANSAENPAZ 💔